Solicite presupuesto
Traductores Freelance | Traductores en Madrid

Mini Guía para los inicios de un Traductor Freelance

BlogComments are off for this post.

Estás aquí:Mini Guía para los inicios de un Traductor Freelance

Para ser traductor  o intérprete freelance, no es necesario estar graduado en traducción e interpretación, pero sí es un requisito indispensable tener más que un amplio conocimiento del sector de la traducción e idiomas.

Un traductor-intérprete tiene que ser cuanto menos bilingüe en uno o varios idiomas, y además dominar a la perfección su lengua materna en todos los sentidos (gramatical, ortográfico, léxico, etc).

Si acabas de terminar el grado de traducción e interpretación y tienes claro que quieres trabajar como freelance te ofrecemos una breve guía sobre cómo prepararte:

1. Organízate: Siendo freelance tienes libertad total de horarios, pero es necesaria una breve planificación sobre cuál va a ser tu horario de trabajo. Hay personas que son más productivas por la mañana, otras por la tarde y otras por la noche. ¿Trabajarías los fines de semana, o sólo entre semana? Muchas veces esa organización vendrá dada por las propias necesidades del proyecto.

2. Establece objetivos: Aunque que tu sueldo sea variable en función del volumen de trabajo que realices, ponte un objetivo viable mensual y anual con el que puedas mantenerte si es que la traducción va a ser tu única fuente de ingresos o como complemento a otro trabajo. Ten en cuenta tu experiencia, cartera de clientes, etc.). Es una buena forma de saber si es rentable o no.

3. Actualízate: Es muy importante que estés al día en todo lo referente al sector, sobretodo en herramientas que te facilitarán tu trabajo. Gracias a Internet, disponer de herramientas gratuitas o manuales de los diferentes programas está más al alcance de todos que años atrás, sólo hay que saber buscar bien y dedicar tiempo. Muchas agencias te lo pedirán como requisito para trabajar con ellas.

4. Especialízate: A parte de tener uno o dos idiomas con los que trabajar, también es necesario saber los sectores en los que puedes traducir. Si nunca has estudiado ni has leído ni sabes nada acerca, por ejemplo,  del sector financiero o médico, difícilmente te será posible realizar una buena traducción referente al mismo. En este aspecto una breve formación, esfuerzo y  tras muchas traducciones, llegarás a traducir a traducir textos sobre cualquier tema.

5. Hazte visible: Puedes crear tu propia Web, perfiles sociales, ponte en contacto con las agencias de traducción que te llamen la atención, escribe directamente a empresas con las que te gustaría trabajar, etc. Tu imaginación y habilidades serán las que te abran las puertas.

6. Trabajar con agencia o no: Si aún no tienes una cartera de clientes amplia ya (sea con particulares o empresas) las agencias son un buen intermediario para conseguir nuevos proyectos. Además, dependiendo de tus referencias y actitud, es un buen método para establecer un fuerte vínculo por muchos años.

 Si finalmente te decantas por trabajar con una agencia de traducción, ten en cuenta algunos factores:

Como hemos dicho al principio, para trabajar como traductor-intérprete no es necesario tener el grado, pero actualmente, es un requisito casi fundamental para todas las agencias de traducción en España. Si no lo eres, te será más difícil demostrar o tener buenas referencias anteriores.

(Para ejercer como intérprete-traductor jurado, sí es obligatorio poseer el título y  sello que lo certifique por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, MAEC.)

Ya te han contratado. ¡Bien! ¿Qué te pedirán a parte del CV actualizado?

Si eres un trabajador asentado en España te pedirán los siguientes certificados:

  • * Certificado de estar al corriente pagos Seguridad Social
  • * Certificado de Contratistas y Subcontratistas de Hacienda.

 

Si resides o eres un traductor extranjero  te pedirán:

* Número VAT

 

¿Qué son y cómo puedes obtener los certificados?

El certificado de la Agencia Tributaria debes solicitarlo en la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, en cualquiera de sus oficinas o a través de Internet, en la página web de la Agencia Tributaria, www.aeat.es.

Pulsa aquí para ir a la Guía de usuario de la Certificación para Contratistas y Subcontratistas.

Deberás introducir: tu NIF, tu primer apellido, el importe de la casilla 03 del modelo 190 o de la casilla 84 del modelo 390-392, el nombre y CIF de la empresa que te contrate

 * Certificado de estar al corriente de pagos  Seguridad Social

Es un certificado que emite la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) en el que hace constar la inexistencia de deudas por quien lo solicita con este organismo de la Seguridad Social (encargado de la recaudación).

Puedes encontrar más información aquí.

* Número VAT – Qué es

El número VAT o NIF-IVA es necesario para realizar determinadas operaciones intracomunitarias. Deben tener NIF-IVA todos aquellos empresarios o profesionales establecidos o no en el territorio de aplicación del IVA español que realicen entregas de bienes o adquisiciones intracomunitarias de bienes sujetas al Impuesto. Para ello, deberéis haberos dado de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios). Una vez hecho, vuestro NIF quedará incluido en el VIES (Sistema de Intercambio de Información sobre el IVA).

 

¿Estás preparado? Si quieres formar parte de nuestro equipo de traductores e intérpretes, ¡entra en nuestra sección trabaja con nosotros!

Facebooktwitterlinkedinmail

Sobre el autor:

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. CERRAR