Solicite presupuesto
Las Traducciones malas, las más caras - Fidelia

Las Traducciones malas, las más caras

BlogComments are off for this post.

Estás aquí:Las Traducciones malas, las más caras

Al leer el titular seguramente te estés preguntando por qué las traducciones malas son las más caras, ¿no deberían serlo las traducciones profesionales y de calidad?

La respuesta dependerá de a qué nos estemos refiriendo. Si nos referimos a si una mala traducción realizada por un traductor inexperto, un conocido bilingüe, no nativo o traductores automáticos gratuitos y en un plazo muy breve, ésta sin duda te saldrá mucho más económica que contratar a un traductor nativo especializado que trabaje con plazos de tiempo prudentes para un resultado satisfactorio.

Pero si nos referimos al alto coste de las repercusiones que pueden suponer dichas malas traducciones, ¿no crees que a la larga será mayor?

Por el contrario a lo que cree la gente, la responsabilidad de una correcta traducción va mucho más allá de la traducción de un conjunto de palabras de una lengua extranjera al español e inversa.

¿Te has parado a pensar en que la mayoría de los libros, los artículos, los estudios, las webs, etc. que lees son traducidos?

El cuidado del lenguaje, su interpretación y matices culturales deben tenerse en cuenta y los traductores deben cuidarlos escrupulosamente a la hora de hacer su trabajo. Todos ellos son profesionales en su sector y como tales han recibido una formación específica para ello. Pero no hay que olvidar que la/s persona/s o empresa/s con una necesidad de traducción, también son responsables de quién y cómo se realizarán estas traducciones.

Buscar traducciones rápidas, baratas e incluso gratuitas es un recurrente error que cometen muchas empresas y que para cuando quieren darse cuenta ya es tarde. A veces se tratará de errores que no tendrán ninguna relevancia, pero otros pueden tenerlas y graves en el futuro.

Si una empresa quisiera, por ejemplo, lanzar un nuevo juguete infantil en un mercado de habla extranjera, se tomará la molestia de incorporar a su equipo los mejores proveedores, fabricantes, estadísticos, creativos y publicistas. Tirar por tierra el trabajo de meses e incluso años, no debería tomarse a la ligera con decisiones no meditadas, entre ellas la traducción. Ten en cuenta que será un factor fundamental en el éxito o no del lanzamiento.

Las principales consecuencias de una mala traducción pueden ir desde la burla, mal funcionamiento del producto por falta de comprensión gramatical en las instrucciones o manual de uso, hasta una pérdida considerable de ventas. Todo esto repercute ya no solo en la recuperación de la inversión previa sino en la imagen corporativa de la empresa dañándola durante mucho tiempo.

Estas consecuencias trasladadas a otros sectores como pueden ser el médico, farmacéutico o legal, todavía se pueden agravar más y ser fatales. El trato y cuidado de estas traducciones deberán pasar unos estrictos procedimientos que garanticen su correspondencia con el texto de partida, su adecuación terminológica y sintáctica, y su coherencia.

El impacto que tengan las traducciones en los usuarios proyectará en menor o mayor medida la calidad y profesionalidad de tu propia empresa. Otorgarle el valor, tiempo e inversión correspondiente al lenguaje puede evitar costes y consecuencias futuras.

Invierte en coherencia, homogenización, terminología precisa, registro correcto, estudio cultural y tiempo, y estarás invirtiendo en calidad y éxito.

Facebooktwitterlinkedinmail

Sobre el autor:

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. CERRAR